Poemas dedicados a mis compañeras de trova, letra, maquillajes, viajes y sonido, las Verónicas (Delgadillo y Rocha). Los textos fueron leídos en agosto de 2011 en Literatura Viva del Etno Café. Muchos de ellos fueron ejercicios para el taller Académico Marginal dirigido por Jéssica Freudental, los demás la resultante de tan bonita experiencia.

LA SERPIENTE SE HA MORDIDO DE NUEVO LA COLA

En estas calles no llueve ni truena,

pero la serpiente se ha mordido de nuevo la cola,

le han masturbado las damiselas y los indigentes a la misma hora.

La serpiente, ahora,  cuida su sombra y cuida su círculo perfecto.

NOTA

Serpiente…animal místico por excelencia.

Serpiente…animal caprichoso con su lengua.

Serpiente…arrastrada y venenosa, toda una bitch.

FÁBULA VENUSIANA

(monólogo frente a Urzagasti)

El silencio fue lo que fue la mujer

la mujer interpreta su carta natal

el dibujo es la otra carta del infierno

el silencio es el cuñado de la bulla

la bulla nombra el infierno al dibujo

en la mañana o al atardecer

la mujer siempre será

la hacedora de lo posible.

IN-TACTA

 

 

 

 

 

 

Sé que es doloroso

suave al principio y al final horroroso.

Me lo han dicho las expertas

que depende de los dedos, de los dientes y de sus lenguas.

Que es mejor la humedad de mi sonrisa,

a la sequedad, fría y quieta.

Que es mejor moverse como una fiera,

a pesar de no saber dónde morder.

Claro, está, y eso me lo han dicho miles de veces las expertas

que cuando sienta la sangre entre las piernas

me conforme con el corte y grite, aunque esté fingiendo.

 

ABONO

Me he olvidado de hablar como antes hablaba

del estiércol, de marzo y los recién nacidos.

Ni yo mismo se dónde me encuentro,

a pesar de las llamadas de mi esposa

a pesar de las cartas que aun me escriben los hijos.

Se de memoria la ruta del olvido

pero aun recuerdo cierta cara y cierto aliento

que se esconde ahora en un libro

que se sigue escondiendo en un “no me acuerdo”

Me he encontrado con errantes, también perdidos

y hemos deshecho nuestros nombres

nuestros huesos y cabellos

para dejar en evidencia el sentido del silencio.

Ya esta ropa no me queda bien,

han crecido mis brazos, se han caído mis ojos

se han robado mis sentidos, y se han comido nuestras lenguas.

En este cielo no se puede discutir

levantar la mano sería asustar a los niños que no saben de mí

gritar mi nombre sería despojarme del anonimato ante las piedras

es mejor florecer, a pesar de la pólvora en el pecho.

Pero no me basta con una estatua, no me basta con una ley,

no me basta con biografías, estoy cansado de estos ángeles

y gusanos que se han marchado a comer otra piel.

Quiero que me saquen, para volverme a meter

en un lugar donde sí sepa conversar realmente

con las cruces, con las rosas y otros Flores.

 

AVISOS PERIFÉRICOS Y OTROS TIRILLOS

(sólo para borrachos lectores)

Sus delincuentes y sus mendigos

no se entienden con tus aparapitas

ni qué decir de la Sara que sigue dormida

ni qué decir de tu Guillermo que sigue muerto.

Sus cantinas son amenazas para tu morgue

sus tristezas son otra cosa para tus visitantes profundos

tu Felipe no es lo mismo que su muerto mal asesinado

el Illimani tenía razón: no hay deprimido igual en estos barrios.

Desde su propia oscuridad, la Ángela cuenta cómo son sus patios

llenos de rock pesado,

llenos de chojchos audios,

llenos de detectives pajpacus.

La palidez de esta periférica

llena de kólos, meretrices y traficantes

es una aventura

es un sueño de una noche de ver anos.

Mientras tanto la Sara sueña con la ciudad desde su altura,

se distancia de la piedra imán y de las flores

quiere amar a la ciudad desnuda con sus huesos,

y quiere hacer de ella un cuento képi policial.

En las chojchotecas un antropólogo sueña conmigo, la Laura

la que se hace pasar por otras

sueña con mis pirotecnias y sus avisos necrológicos.

En los cementerios la noche de los turcos no es lo mismo,

la vida no es un tango

¡Recorrer esta distancia no es un tango,

la ciudad desde la altura nunca fue ni será un libertango!

Por eso, Jaime,  te pregunto

¿dónde has estado cuando el Guillermo se ha ido?

¿qué hacían tus piedras cuando al René, nuestro santo, lo han baleado?

¿qué estabas tomando cuando el Viscarra se ha hecho tiras?

Espero por eso chango,

que el Illimani del Arturo nunca se ponga púrpura

que el Adolfo siga escribiendo con sus estidos

y que la Sara, algún día,

desde su altura, siempre te despierte.

 

SÍ, WOODY ALLEN ERA MI CHICO (Para M.F)

 

 

 

 

 

 

Tú has metido la pata en mi tabla de ajedrez

has asesinado a mi reina y te has chingado a todos los caballos.

Yo he sido el centro en tus disparates

he sido la santa, he sido la sola

he sido la choca, he sido la sonsa.

He sido la matas callando,

he sido la mosquita muerta,

la cinéfila muda,

la locutora de radio,

la hermana cornuda,

he sido de todo para tus pantallas.

Y he sido de todo para sus pupilas,

pero tú has metido la pata en mi tabla de ajedrez.

Yo he querido ser, incluso una chica Almodóvar,

Amenábar, Wan Kar Wai, chica Kusturika

una  cumbiera intelectual.

Pero tú, me has dejado en los 80

con una maleta, y un paraguas,

con un libro sin autografiar,

sin películas y sin Manhattan,

sin hija y sin ciudad.

A todas ellas, maldito enano, te las acabas de chingar.

ODISEA DEL CHOKEYAPU

El río dobla su basura de mierda

sobre una sirena

enmudece en honor a sus muelas y a sus tetas.

Sus músculos nuevos

gritan en lo alto

vomitan a la calle sus caderas

sus trenzas de chota

sus pintados labios de guerra

lanza al río telas secas

de griteríos solares oliendo a fecundidad.

El agua tiene una nueva derrota

bajo tincazos vacíos

aparece un feto, una mujer muerta

…y la gente no deja de llorar.

EFEMÉRIDES

Ya me clavaste en tu olvido

cuando cerrábamos la ventana a tu suerte hija de luna

en tu pueblo que abría su piso verde de mosquitas.

Tú no has de hablarme, por tanto, por si en mi pecho

se muere un árbol,

o porque en tu silencio gritarán mis penas más cagadas.

………….

CHISME JUVENIL

Dice que no coge por temor a las pequeñas muertes

dice que no teme el coger de las pequeñas

dice que las pequeñas son muertes

dice una pequeña: cógeme de una vez, muerte.

………….

DESCUBRIR TU TIERRA

 

 

 

 

 

 

(para los prerafaelitas)

 Algunos pasos siguen recorriendo la dulzura

la condición humana, la condición alegre

sin saber que Ofelia se tirará nuevamente, al río.

Algunos pasos seguirán el rastro de las putas,

de los caminantes de la selva y sus trancaderas

sin saber que Ofelia morirá de nuevo en nuestras tinas.

Muchos caminos serán perfectos para los discretos

y otros se llenarán del cielo barato de los intelectos

sin saber que Ofelia será pintada en otros lienzos.

Pero eso sí,

muchas veces Ofelia, nos mirará desde su ventana

ensayando sus ojos perdidos y la boca abierta,

sin saber que nosotros somos en realidad sus fantasmas.

………………….

LAS VERÓNICAS

(a lo Ninfa)

Si te encuentras con la Vero

no te asustes de sus cuentos

Si te encuentras con la Vero

no le achuntes sus tristezas

Si te encuentras con la Vero

no te rías de sus besos.

Diles que hay rincones

de otros muertos

diles que hay brujas

en sus sueños.

Diles que la oscuridad

tiene otro aliento,

diles que la luz

las envuelve en silencio.

y

diles requete diles

gracias por sus versos.

Anuncios