LIBRO
claricelispector51
Mi libro favorito es Revelación de un mundo de Clarice Lispector, quien nos dejó también muchas crónicas en el Journal de Brasil sobre diferentes temas. A este libro le agradezco por todas las recomendaciones para llorar correctamente, para conservar el calor humano de los cementerios, para vivir feliz e infeliz en los insomnios. Me parece una brasileña hermosa, una ucraniana hermosa, llena de luz y de oscuridad, que vive al margen de los accidentes y de los astros, dejándose juzgar por sus propios fantasmas, con un corazón por delante, con una taquicardia permanente en sus palabras, con una locura diferente a la demencia. Quizás, como decía ella, no logró catalogar sus alegrías y tampoco utilizar las palabras saudade, amor o gallina como los demás. Por eso siento que con este libro ella supo revelar su mundo, sus mundos,nuestros mundos.

PELI
aguacolage
La que más me gusta es Agua de la indo-canadiense Deepa Mehta. Para Mehta, el cine es un medio poderoso y su esperanza es provocar diálogo. En Agua expone claramente su molestia ante las desigualdades y las injusticias, en este caso la situación de las viudas en la India. Por ésta y sus otras películas, Mehta ha tenido fuertes problemas con el fundamentalismo de su país. Ella misma señala: “Me di cuenta de que Agua reflejaba lo que ocurría en la India, el ascenso del fundamentalismo hindú y de la intolerancia hacia cualquier cosa; por lo tanto éramos el blanco perfecto”. A su vez esta cineasta cree que la mirada femenina y la fuerza de las mujeres tienen mucho que ver con la compasión en un mundo lleno de intolerancia. Gracias a Rodrigo Bellott, esta película llegó a mi corazón y lloro cuando la vuelvo a ver porque es fantástica y tremendamente urgente.

MUSIQUITA
regina
El eclecticismo invade mis oídos. Sudar flamenco con la soléa por bulerías, comer con gusto las morenadas, cronopiar tangos, llorar y gritar trova, saltar lo balcánico-gitano, celebrar a las compositoras indi y criollas, pijchar sicureadas de pueblo, agitar el cabello y servir al rock, agitar el alma con cuecas de desamor, callar ante los quejíos del medio oriente, vivir el contentamiento ante cualquier canción con saudade y obviamente coreografiar lo más “in” frente a la tele. Todos esos verbos se activan cuando escucho las músicas de esos rincones. Y si tengo que decir nombres: Lennon, Cazasola, Cohen, Luzmila, Camarón, Radiohead, Muse, Spektor, Astor, Goran… mis oídos son muy promiscuos, no puedo vivir en fidelidad.

Publicado en MIRADAS de Página Siete, el 12/12/2012

Anuncios