Alejo Torrico ama leer a Juan Rulfo y aquí nos cuenta esos detalles, esos fantasmas, esa nostalgia que lo fascina.

Image

Anuncios