Jenny Cárdenas tiene una maleta y de ahí saca instrumentos, discos antiguos, vitrolas, audios memorables. Y básicamente es una gran fan de la música hecha para ser reproducida en vitrola. Cuenta que tiene incluso un grupo de gente que se reúne a escuchar discos de 78 rpm. Ella tiene alrededor de 200 discos, entre los que destacan los de tangos argentinos.
Cuenta que en su intensa búsqueda e investigación musical, los primeros discos hechos en Bolivia para vitrola fueron por supuesto, de boleros de caballería. Esta entrevista se hizo para difundir una charla que estuvo compartiendo en el Espacio Simón I. Patiño.

Anuncios