Category: Poesía


ENTREVEROS

Poemas dedicados a mis compañeras de trova, letra, maquillajes, viajes y sonido, las Verónicas (Delgadillo y Rocha). Los textos fueron leídos en agosto de 2011 en Literatura Viva del Etno Café. Muchos de ellos fueron ejercicios para el taller Académico Marginal dirigido por Jéssica Freudental, los demás la resultante de tan bonita experiencia.

LA SERPIENTE SE HA MORDIDO DE NUEVO LA COLA

En estas calles no llueve ni truena,

pero la serpiente se ha mordido de nuevo la cola,

le han masturbado las damiselas y los indigentes a la misma hora.

La serpiente, ahora,  cuida su sombra y cuida su círculo perfecto.

NOTA

Serpiente…animal místico por excelencia.

Serpiente…animal caprichoso con su lengua.

Serpiente…arrastrada y venenosa, toda una bitch.

FÁBULA VENUSIANA

(monólogo frente a Urzagasti)

El silencio fue lo que fue la mujer

la mujer interpreta su carta natal

el dibujo es la otra carta del infierno

el silencio es el cuñado de la bulla

la bulla nombra el infierno al dibujo

en la mañana o al atardecer

la mujer siempre será

la hacedora de lo posible.

IN-TACTA

 

 

 

 

 

 

Sé que es doloroso

suave al principio y al final horroroso.

Me lo han dicho las expertas

que depende de los dedos, de los dientes y de sus lenguas.

Que es mejor la humedad de mi sonrisa,

a la sequedad, fría y quieta.

Que es mejor moverse como una fiera,

a pesar de no saber dónde morder.

Claro, está, y eso me lo han dicho miles de veces las expertas

que cuando sienta la sangre entre las piernas

me conforme con el corte y grite, aunque esté fingiendo.

 

ABONO

Me he olvidado de hablar como antes hablaba

del estiércol, de marzo y los recién nacidos.

Ni yo mismo se dónde me encuentro,

a pesar de las llamadas de mi esposa

a pesar de las cartas que aun me escriben los hijos.

Se de memoria la ruta del olvido

pero aun recuerdo cierta cara y cierto aliento

que se esconde ahora en un libro

que se sigue escondiendo en un “no me acuerdo”

Me he encontrado con errantes, también perdidos

y hemos deshecho nuestros nombres

nuestros huesos y cabellos

para dejar en evidencia el sentido del silencio.

Ya esta ropa no me queda bien,

han crecido mis brazos, se han caído mis ojos

se han robado mis sentidos, y se han comido nuestras lenguas.

En este cielo no se puede discutir

levantar la mano sería asustar a los niños que no saben de mí

gritar mi nombre sería despojarme del anonimato ante las piedras

es mejor florecer, a pesar de la pólvora en el pecho.

Pero no me basta con una estatua, no me basta con una ley,

no me basta con biografías, estoy cansado de estos ángeles

y gusanos que se han marchado a comer otra piel.

Quiero que me saquen, para volverme a meter

en un lugar donde sí sepa conversar realmente

con las cruces, con las rosas y otros Flores.

 

AVISOS PERIFÉRICOS Y OTROS TIRILLOS

(sólo para borrachos lectores)

Sus delincuentes y sus mendigos

no se entienden con tus aparapitas

ni qué decir de la Sara que sigue dormida

ni qué decir de tu Guillermo que sigue muerto.

Sus cantinas son amenazas para tu morgue

sus tristezas son otra cosa para tus visitantes profundos

tu Felipe no es lo mismo que su muerto mal asesinado

el Illimani tenía razón: no hay deprimido igual en estos barrios.

Desde su propia oscuridad, la Ángela cuenta cómo son sus patios

llenos de rock pesado,

llenos de chojchos audios,

llenos de detectives pajpacus.

La palidez de esta periférica

llena de kólos, meretrices y traficantes

es una aventura

es un sueño de una noche de ver anos.

Mientras tanto la Sara sueña con la ciudad desde su altura,

se distancia de la piedra imán y de las flores

quiere amar a la ciudad desnuda con sus huesos,

y quiere hacer de ella un cuento képi policial.

En las chojchotecas un antropólogo sueña conmigo, la Laura

la que se hace pasar por otras

sueña con mis pirotecnias y sus avisos necrológicos.

En los cementerios la noche de los turcos no es lo mismo,

la vida no es un tango

¡Recorrer esta distancia no es un tango,

la ciudad desde la altura nunca fue ni será un libertango!

Por eso, Jaime,  te pregunto

¿dónde has estado cuando el Guillermo se ha ido?

¿qué hacían tus piedras cuando al René, nuestro santo, lo han baleado?

¿qué estabas tomando cuando el Viscarra se ha hecho tiras?

Espero por eso chango,

que el Illimani del Arturo nunca se ponga púrpura

que el Adolfo siga escribiendo con sus estidos

y que la Sara, algún día,

desde su altura, siempre te despierte.

 

SÍ, WOODY ALLEN ERA MI CHICO (Para M.F)

 

 

 

 

 

 

Tú has metido la pata en mi tabla de ajedrez

has asesinado a mi reina y te has chingado a todos los caballos.

Yo he sido el centro en tus disparates

he sido la santa, he sido la sola

he sido la choca, he sido la sonsa.

He sido la matas callando,

he sido la mosquita muerta,

la cinéfila muda,

la locutora de radio,

la hermana cornuda,

he sido de todo para tus pantallas.

Y he sido de todo para sus pupilas,

pero tú has metido la pata en mi tabla de ajedrez.

Yo he querido ser, incluso una chica Almodóvar,

Amenábar, Wan Kar Wai, chica Kusturika

una  cumbiera intelectual.

Pero tú, me has dejado en los 80

con una maleta, y un paraguas,

con un libro sin autografiar,

sin películas y sin Manhattan,

sin hija y sin ciudad.

A todas ellas, maldito enano, te las acabas de chingar.

ODISEA DEL CHOKEYAPU

El río dobla su basura de mierda

sobre una sirena

enmudece en honor a sus muelas y a sus tetas.

Sus músculos nuevos

gritan en lo alto

vomitan a la calle sus caderas

sus trenzas de chota

sus pintados labios de guerra

lanza al río telas secas

de griteríos solares oliendo a fecundidad.

El agua tiene una nueva derrota

bajo tincazos vacíos

aparece un feto, una mujer muerta

…y la gente no deja de llorar.

EFEMÉRIDES

Ya me clavaste en tu olvido

cuando cerrábamos la ventana a tu suerte hija de luna

en tu pueblo que abría su piso verde de mosquitas.

Tú no has de hablarme, por tanto, por si en mi pecho

se muere un árbol,

o porque en tu silencio gritarán mis penas más cagadas.

………….

CHISME JUVENIL

Dice que no coge por temor a las pequeñas muertes

dice que no teme el coger de las pequeñas

dice que las pequeñas son muertes

dice una pequeña: cógeme de una vez, muerte.

………….

DESCUBRIR TU TIERRA

 

 

 

 

 

 

(para los prerafaelitas)

 Algunos pasos siguen recorriendo la dulzura

la condición humana, la condición alegre

sin saber que Ofelia se tirará nuevamente, al río.

Algunos pasos seguirán el rastro de las putas,

de los caminantes de la selva y sus trancaderas

sin saber que Ofelia morirá de nuevo en nuestras tinas.

Muchos caminos serán perfectos para los discretos

y otros se llenarán del cielo barato de los intelectos

sin saber que Ofelia será pintada en otros lienzos.

Pero eso sí,

muchas veces Ofelia, nos mirará desde su ventana

ensayando sus ojos perdidos y la boca abierta,

sin saber que nosotros somos en realidad sus fantasmas.

………………….

LAS VERÓNICAS

(a lo Ninfa)

Si te encuentras con la Vero

no te asustes de sus cuentos

Si te encuentras con la Vero

no le achuntes sus tristezas

Si te encuentras con la Vero

no te rías de sus besos.

Diles que hay rincones

de otros muertos

diles que hay brujas

en sus sueños.

Diles que la oscuridad

tiene otro aliento,

diles que la luz

las envuelve en silencio.

y

diles requete diles

gracias por sus versos.

Anuncios

POEMAS

MONSTERS

Puede ser que no merezca hoy tu voz

Y que el tiempo sea más lento que el espacio

Tan semejante a tu falta de lealtad

Y la invasión de mis infiernos.

Tráeme por tanto la justicia entre las piernas

El taconazo perfecto en la puerta de mi casa

La mordida indecente después del deseo

Y el grito de todas las razas lastimadas.

Que caigan los imperios y florezcan tus hojas secas

Que tu sepulcro sea tan pulcro y elegante

Que no pueda siquiera rezar y escupir sobre tu cuerpo

Y pueda peregrinar tranquilamente sola por tu pelo.

Sempiterno el instante de dejarte ir

A un nivel donde ya no pueda encontrarte siquiera

Y me he perdido tanto rogar tu regreso a las alturas

Como un paria que pide y no deja de pedir por tu renacimiento.

EN BUSCA DE LA PALABRA GÓTICA

¿Cuán romántico puede ser el descuido de una mujer?

La renuncia es un deporte en este mundo

Todos pierden el ánimo en sus abanicos

El sacrifico detesta las profundidades

Y el abandono se abruma en el recuerdo.

Te he recibido como una adicta a la compañía

Me he conformado con la penetración del viento

Hemos convertido tu alcoholemia en un milagro

Y vos te has aliado a mis parentescos compartidos.

Anticipa cualquiera de tus anarquías

En nombre de tu sangre y tu esqueleto marchito

Cual enfermo con migraña y con el mérito de ser salvado.

Es necesario obligar a cualquier objeto

para que se transforme en tu adorno

En tu merienda matinal, en tu compañía de prisión

y en tu instinto dominguero.

I

Me siento partidaria de tu velocidad

Con una voz que galopa tras el miedo

Que ataca y fulmina mis protecciones

Y quebranta por fin este milenio.

Tu temperatura ordinaria ha forjado mi metal

Conduciendo mi electricidad a fuerza del mercurio

Son milésimas las migajas de tu cuerpo

Y hay un sinfín de células que te esperan en el brillo.

II

Nuestras armas son blancas, rectas y agudas

Espantosas y de esmeralda cubiertas con esmalte.

Nuestras espaldas están viejas y dobladas

Con tatuajes de piel impregnadas de recuerdos.

Nuestros labios aún juegan contra la ley

Dentro del vicio y la palestra del miedo.

Sin embargo…

Tu arma está envejecida descubierta en el invierno.

Tu espalda está opaca ante cualquier batalla

Y tus labios ya no cantan, ya no hablan; tampoco murmuran.

Por tanto, tu guerra es insuficiente para mis guerreras

Y tus leyes están escritas para otros escenarios

Lo único que quiero es tu voz, para acordarme cómo llorabas

Y para acordarme cómo nos mentías.

AQUELLOS  TRATOS DE ROCK

PULCRITUD EN LOS ESCENARIOS

Si se tratara de perfeccionarte mis segundos

Hoy te regalo:

El grito despejado que ayer perdiste en el escenario

Todos los árboles del mundo disfrazados de semilla

Mis canas envolviendo tu futuro

Todas las lámparas verdes para alumbrar tus libros.

Cada piedra que pisaste para esperarme

Todas las frutas que comiste durante tres meses

El murmuro preciso para perderte en el deseo

La mentira exacta para abandonarme.

La canción jamás compuesta para el olvido

Un libro para interpretar mis sueños despiertos

Un pedazo de perfume para que me recuerdes

Y un kilo de cuentos lleno de comas y de puntos suspensivos.

EL TIEMPO DE LAS PEQUEÑAS BATALLAS

(para Yasunori Mitsuda)

El maestro quizás está pensando en mí,

Quizás yo también deba pensar en él.

Las meditaciones se dejan esperar

El agua para nadarlo francamente sigue ahí,

Los caballos corren salvajes por mi altiplano

Y las guerras continúan en las calles.

Tocar el fondo de esta ciudad me ha enseñado el sentido de la humedad,

Caminar de cuatro patas como un animal me registra aún como salvaje,

Porque todo se vuelve primitivo y prosaico al momento del amor real,

Porque nos convertimos en las grandes maestras de la pasividad.

Y mis pasos aún dañan mis momentos de mentira,

Donde las ruinas ya son ocultas por la jungla de palabras,

Donde las cuevas son tuyas, porque te encanta ocultarte cuando tienes miedo.

LA HORA DE TUS FANTASMAS

Miro el sol y se perfectamente que éste ya no pertenece a tu galaxia

Ha sido necesario desprenderse de tu cabello

Para nutrirme de una honestidad interrumpida.

He tenido que argumentar tu fantasma

Cada día y cada noche cuando me preguntaba por tu misterio.

He debido soportar la gravedad de un guerrera

Frecuentada de rato en rato por el bostezo y el flamenco.

He dejado, entonces de oponerme a la justicia

Y dejar de lado tu imperio, tu reino, tu comarca o tu clan.

El camino, por tanto se ha vuelto alfabético

Donde la rutina es una colmena de palabras

Y la lluvia ha dejado de limpiar mis intenciones.

NECESITO UN HURACÁN

Este sable es tan perfecto como mis sabotajes

Tan sensual, tan escondido que merece por lo menos un instante.

Y esta cama tan llena de sortilegios, adivinanzas y trabalenguas

Suplica a cualquier piloto de la pobreza llenarla de profanaciones.

Es así cómo las enciclopedias han quedado fascinadas con tus tardanzas

Porque no existe explicación lógica para el descuido y tu burocracia escondida.

La verdad, entonces, quiere vengarse de tu mediocre aparición

De todo un pueblo que no ha dejado que te vuelvas en huracán.

A PROPÓSITO DE PLUTÓN Y SATURNO

Brotan las batallas en el cielo

Se entretienen mis tejidos y mis huesos

Se aclara el nombre del muerto

Y yo sigo pensando en el infierno.

Es necesario saber donde nace la palidez

Donde mueren los que tienen miedo

Hacia donde se dirigen sus silencios

Y qué pasa con sus secretos.

Descubramos el camino de las razas

De aquellos que se equivocaron de piel

De aquellos que quisieron bautizar y tuvieron que enterrar

De aquellos que se quedaron suspendidos en la pureza de una enfermedad.

Quiero equivocarme con tu maldad

Pero eres tan certera que me has dejado sin esqueleto

Navegando sola con mi lengua escondida en el mar

Y con el secreto eterno de las respuestas sin preguntas,

de las retiradas sin adiós.

de los buenos tratos

tu saliva viscosa babea el lienzo que nos separa

la orgía de las sacerdotisas ha convocado a los microbios

y todos los badajos de sus campanas han perdido el toque esencial de las palabras.

El bagaje de tu frialdad ha decidido bailar esta noche con mis banderas,

Tras una plataforma que alimenta a mis abejas y te proporciona el polen de su abolengo.

Detesto el regalo sin talento

Las píldoras dramáticas del que muere

La cantidad imperfecta de la impaciencia

El exhibicionismo del despojo

Y la creación de tus gemidos.

Disfruto la corpulencia de las hembras

El granizo en vez de los granos en la cara

La cabellera despeinada, la interferencia del odio

La utilidad y las ganancias del amor.

Me invaden las cosas imperfectas

Los ruidos de un jamás, la paciencia de la jocundidad

La jubilación de los huesos, los masajistas contrariados

Y el monitor de una tele que no sirve.

Me fascina el mamífero vivito y coleando

La suavidad de las sospechas, las palabras cadáveres

Las cosas sin importancia y sus calidades naturales

La niebla como una necesidad de encuentro

Y tu nombre que permite recorrerte como una errante.

FIN DE LOS BUENOS RATOS

LA TORMENTA DEL CABELLO

El silbido es lento y pausado

El bosque es mi cuerpo de madera

Y las hojas han decidido ser las trenzas que rodean tus piernas.

Violento es el viento que me separa

ese viento es tu palabra y el polvo tu silencio

Esa ausencia de la verdad que no visita tus labios

Que han abortado un amor en el instante de una pregunta.

¿Por qué decides ir en busca de algo que después abandonas?

¿Por qué no te quedas esperando mi cabello?

¿por qué el suicidio cuando yo estaba naciendo?

Mukunda, 1:30 – 3:00 p.m.

(a mi Chakra corazón)

Sí.

Hagamos un inventario de las comidas

Negociemos el precio de una compañía

Seamos invictos en las ensaladas

Desobedezcamos cualquier postre como delicia.

Acariciemos la radiografía de las servilletas

Prediquemos, de una vez como los cubiertos

Recemos como lo hacen los dueños de este lugar

Viajemos por la merienda y nuestros ojos.

Aprendamos el nombre de quien nos sirve

Sirvámonos juntos la sopa y el segundo

Pásame el pan, invítame de esa fruta

Y miremos el reloj desesperados por la docencia.

Leamos los mensajes en la puerta

Hazle cosquillas a tus cosas cotidianas

Disimulemos la tristeza hablando del refresco

Que peligren mis canas, que peligren tus arrugas.

Cobremos el mate que no nos dieron,

Imitemos a los tardones del almuerzo

Comamos solos en las mesas que nos vieron

Resumamos la ausencia llegando a la misma hora.

Y resurjamos de un tropezón de bandeja

Del cucharón que nunca vimos

De las manos que nos lavaron la lechuga

De las puertas que nos recibieron y nos expulsaron.

Así he adornado hoy este lugar para vos

Como un santuario compartido en el tiempo

Refrigerando las osadías de comer sola

Y siéndole leal siempre a nuestros estómagos.

REVELACIONES

Yo le llamo negligencia cuando una cae nuevamente

Un error ortográfico al por mayor

Donde la sintaxis ya ni sentido tiene

Porque todo se paraliza en puntos suspensivos.

Y he aprendido a ver a los asilos antiguos

A desatar la ira a través de un baile sostenido

A escuchar con seriedad los discursos de teléfono

Y callar el llanto cuando debería mostrar una sonrisa.

Por lo tanto la necedad se convierte en una sorpresa

El obstáculo en espada, el lastre en osadía

Una parodia de columpio, un hazmerreír de planetas

La luna llena y una astróloga muerta.

MEDITACIONES

Tus dientes morderán de una manera distinta

como un lobo que ha dejado de aullar por triunfo

quizás como un niño que debe aprender a masticar

como una mujer que ha perdido el seno izquierdo.

Entonces te sentarás a las seis y media de la mañana

para meditar de sueño, con caídas de más pelos,

con una mujer al lado sonriendo,

con la misma frazada, con el mismo aliento.

Será entonces la hora de una ducha, del recuerdo,

del atraso, de un desayuno rutinario y sincero.

de la sopa para tu perro, del secador en el cabello.

Y en eso, habrás ya meditado tus angustias,

habrás imaginado otros extraterrestres,

te habrás puesto en contacto con el silencio,

y habrás podido amar por un segundo a los ya que te olvidaron.

II

¡O DEIM!

Pareciera que me persiguen en esta introducción a tu voz, corro y me caigo por si acaso

Es cierto, no doy nada de mí, ni siquiera una palabra

Mira lo que espero, ni siquiera el silencio

Y mira cómo hemos terminado

Saliendo del miedo.. del miedo y del mundo.

Porque tus cadenas recuerdan cualquier mentira

Y mis recuerdos odian a las blancas condenas.

Los recuerdos también pueden soñarte un sueño

Y obligarte a tenerle miedo a tus secretos

Contéstame, contéstame si todo cambió¡

Oblígame a no ver y no creer

En el nombre del cielo

En el fuego del poder

Y en el silencio del dolor cuando dejo de creer

Y de tenerte tanto miedo.

IV

RESCATADOS

Si se tratara de vivir y ser mejor que ayer

Encontraríamos el fin de la verdad

Y la sombra dejaría de vivir en torno

a tu sol.

Así de normales serían nuestros restos

Y nuestro mundo sería por los siglos de los siglos

AGAIN

Y nadie diría qué era eso que se empezaba a entender.

Pero el ayer no deja de existir por el hoy

Es por eso que encontramos cualquier fin

cualquier verdad, cualquier pretexto para sobrevivir

e insistir que la sombra dejaría de vivir en torno a tu sol.

Y queremos ser el fondo

Que no consigue apartarse de tus señales

De un mundo perfecto que extraño

Y de una forma que no deja de ser.

Conmigo viva, la sombra dejaría de vivir en torno a tu sol.

Y Pierdo, sabiendo que no es extraño

Por eso lo cambio, para verlo después…

¿Será que podré,

Sabiendo que siento

Que veo  y que puedo esconder más

De lo que puedes ver?

VII

In-finito

En el minuto 1:57 las cosas se aclaran con tus dedos que transitan lo blanco y lo negro

Al minuto 2:13 me encuentro con la acústica

Es entonces cuando me acuerdo de mi cuerpo, tus escondites y tus cosas favoritas

Es entonces que las cosas se aclaran y vuelven a caerse al minuto 3 cuando te quieres dormir y cuando debo irme….aunque no quiera.

Este es mi estado, ese es tu estado.

Tan claros como cualquier alfabeto.

POEMAS

SABIDURÍA DE 28

Mi idiosincrasia le escribe al cielo como si fuera a lanzar una oración

Porque son grandiosas las cartas lanzadas a la suerte

A las misas herejes y a los ángeles en desconcierto…

Así se fundan los besos, como anticipaciones ideales para lo que viene

Examinando a los mortales, pidiendo requisitos al momento de un roce

A ver cuál es mejor poeta, a ver cuál es mejor artista en el dibujo…

¿y quien saca la fotografía del muerto?

¿quién le dedica tiempo a besar después del grito?

¿quién tiene noble el cuello después del vampiro?

Y la calma desaparece en tus declaraciones aclaratorias

De que el mar no es el mar después de haberme hundido

De que el cielo estaba pintado y el viento era sólo una metáfora del fin.

Estrategias para partir

Engolarse con las palabras hasta lo más ridículo del universo, entender que apoyar los derechos humanos comprende un coito bien celebrado en luna nueva, encender todas las velas en las misas, encender todas las velas en la mesa, alejarse de vez en cuando y no emitir sonido, abandonar los compromisos asumidos, hacer entender que el minuto es exacto, asumir la responsabilidad de la melancolía postmortem, aceptar que los asesinatos son colectivos, deprimirse en el momento exacto de la despedida y la muerte.

Dejar de lado los olvidos, olvidarse por un momento del olvido, para después retomarlo con elegancia en todas las flores que aparezcan…hacer yoga a las cinco de la noche, meditarte en todos los inviernos, comerte frutas y decir hasta luego después de cada pepa. Escribir y escribir, hasta enloquecer en el intento después de cada punto final, y puntos apartes y comas, y toda pausa justificada por tu ausencia…y buscar manías nuevas como aconsejar a los ángeles guardianes, dibujarte en los minibuses, acercarse al pasado, patear lo pisado y decir adiós, hasta aquí respiro, ahora necesito entrar a la sala de terapia intensiva.  Eso y mucho más como una estrategia para partir… en tu nombre y en los miles de nombres que tengo para ofrecerte.

I like you (escuchese de Morrisey)

Acaso has planificado este suicidio?

Acaso me has preguntado alguna vez que me molesta el sabor de tu casa?

De la marihuana y de los vinos, del ácido que te está envolviendo la memoria…

Hagamos el trato de escaparnos en tu reloj

Y en todos los adornos que te auto regalas

Y cuelgas y suspendes y tatuas como pequeños premios a tu esfuerzo…

Tautemos con nuestras salivas el recuerdo de la lengua…

El silencio de mis manos en tus cosquillas

La facilidad que no existe para nosotros

Las palabras inauditas y las conclusiones después de nada

Después de no morir por nada ni por si acaso nos inventemos un nuevo aliento…

Porque después del sabor a coca

Apareces con la magia debajo de los lentes

Escondidos los regalos en el cielo, llorando lunas

Que confabulan mi asombro, el asombro que predice una entrega.

Y es así que todos los que existen pegados en la pared nos miran morir

Del frío y de las ganas, de no poder y sentir que las cosas no son tan fáciles

Como nos lo decían las lunas y el cantante que le encantaría morir en el intento…

ESTOY COMO EL AZUL VIOLETA

I

Hoy me defino como solitaria en el camino

Hoy te defino implacable con tu silencio

Mañana seremos como el viento y la brisa

Mañana seremos la esencia de aquel grito.

II

Ha nevado, ha llovido

Y aún no nos hemos encontrado

A pesar del viento y el olvido

A pesar de tu música y mis oraciones.

Te busco para que te deleites de mi esencia

Te busco para que me mires por un rato

Te busco tanto y no te encuentro

Y no te encuentro… y no te encuentro.

III

Quizás ahora sea la responsabilidad del reloj

Salir de los quicios cercanos al milagro

Salir de los mujeriegos que aparentan certezas

De la ternura y de las manos pequeñas.

Hoy he pensado en los regalos

Una veneración radical de todos los poetas

Un juguete que cae de rodillas

Y el futuro visto como el gran espectáculo de tu vida.

Tus hombros han guiado mi historia hacia tus fronteras

Tu espíritu ha terminado hablando de mis tierras

Devolvamos esta sonrisa al triunfo cualquiera

Subamos la escalera de aquellas ocurrencias.

No tengo tiempo para tus quejas de migraña

Es hora de sacar la ignorancia de estas sillas,

Hay que invitar al peligro y arder como lo hacen las calles.

Es la más grande recomendación para los culpables,

Cruzar los combates haciéndose hermano

Cuidar de los barrotes el desayuno y la mano amiga,

Guiar la melancolía en distintos alborotos de la intensidad.

Leyendo libros y pisoteando lágrimas,

Así me vas encontrar este día

Con una democracia natural en las arterias

Y en todo lo posible de una sorpresa.

Porque apareces como el hombre que roza la confianza

Como aquel que devuelve su sonrisa a los estanques

Como aquella flor que ha temblado ante las tijeras

Y como esa palabra que se ha escrito fácilmente para un final.

IV

SOBRE CUIDAR LAS ESTRELLAS

Para el Rodríguez pues A Proposito de su judith

(26 de agosto) descubriendo la salvación de su guitarra y su voz antigua, que me salva del horror de este amor estido.

La amargura se disfraza de sur

El sur se queda quieto después de ti

Nunca más me verás como me viste

Y quizás yo siempre te vea como te vi.

LA LEYENDA DEL PERRO Y LA SERPIENTE

Era de esas veces que no llegaba el caballero

Entonces la recibió su compañero vestido de negro

Con las medias mal puestas, con los ojos cansados

Con el llanto de siempre.

Es así que la conversación se convertía en un ritual

Ella le susurraba preguntas indiscretas

El contaba travesuras de la lluvia

Ella le decía de su tristeza y él contaba su soledad sincera.

Un día él decidió acompañarla hasta la esquina del imperio

Corriendo y jugando, ladrando en silencio a su presencia

Mirando una que otra hembra vecina

Derrochando la energía que quizás ella debía contagiarle.

Ya no te arrastres por este camino amiga serpiente, le dijo

No es culpa tuya, hermano perro

Es culpa de ciertas ignorancias y la falta de experiencia

Es culpa de mi lengua y de la tierra al revés.

Cuando hubo llegado el caballero

El perro la acompaño de nuevo sin que se diera cuenta

Pero después, cuando la vio llorar y enroscarse sola en una esquina

Corrió y se hincó desconsolado para sólo besarle la rodilla con el hocico.

…………………………………………….

Tú no tienes la culpa de mi saturno en leo

Ni siquiera de mi Júpiter expansivo en el ascendente

Y peor que tenga una cuadratura con marte en la casa diez,

Al fin y al cabo es el minuto exacto de este estado.

Porque evidentemente si he sabido parecer una serpiente

También pude ser un pez que se escapa en tu pecera

Y terminar como una lombriz aplastada por el último de tus zapatos.

Porque evidentemente tú sabías que yo vivía para mostrarme

Como una maga con el arte, como una sabia con las estrellas

Y una loca en las palabras, caprichosa con las sorpresas.

Es así cómo me entró la espada llena de realidad

Tan veraz y certera, como tus apreciaciones a mis intenciones

Como tus metáforas a mis acciones indecisas del miedo.

Porque me sujetaste al borde del abismo,

Y aprendimos a martillarnos en palabras

A sujetarnos con esa atención de llamada telefónica

A sujetarnos con almuerzos y frasecitas hechas.

Porque al fin y al cabo fue una negligencia mutua

De no querer terminar, y de no saber como marcharse

De desear la locura, y de hacerse al loco con el silencio.

De impactarte hasta el tuétano y terminar de espantarte con mi fantasma.

El teatro del sueño

Se han cansado los relojes de esperarte

Nos hemos quejado todos de tus llegadas

Y no has dejado de correr a contradestino

A contra todo lo planificado en esta cena.

La lluvia se acerca entonces, como reclamo

Como un reproche de nuestras mentiras

Como si se tratara de un contrato mal hecho,

En un viernes opaco, en un viernes incompleto.

Decido romper entonces las flores que no llegaron

Pétalo a pétalo descubriendo tu tardanza

Pero a mi no me interesa el color de tu llegada

Ni siquiera el saludo que me des cuando esté dormida.

Es así que te espero con la intranquilidad de una guitarra.

Con el deseo de todos los animales al ver su presa

Con el silencio de una alcoba que no repara en miedos

Y en calidad de entrega siniestra, esperando una vaga respuesta…acaso un beso.

La noche

Encorvo la espalda y me oculto de lo correcto

Corrijo el silencio y desplazo los miedos

Cierro los ojos buscando tu cielo

Me pierdo en el laberinto de tu casa.

……………………………………

La gente ha decidido evadir e irse

extravagantes, como lo hacen las estrellas

en busca de nuevas haciendas

en busca de nuevos silencios incompletos.

Decido entonces, asesinar tus apariencias

Como un cuerpo cualquiera ante el vicio.

La bruja sola

Las misiones se visten de gala

Los deseos para mí son una orden

Como si fuera una geisha en silencio

Una mujer que calla y una mujer que grita.

De pronto aparece un escritor perdido,

Un cantante encandilado

Una mujer que llora en su guitarra

Y un niño durmiendo relajado.

Todo de arte se disfraza

Y la bruja los contempla…sola, sola.

…………….

Hay que ver el dolor con altura

Pero a ratos es necesario desgarrarse las vestiduras.

Y perderse y caer de rodillas y llorar,

Evidentemente, hasta destrozarse.

Después viene el frío, la lluvia y el sol, por si acaso decides

Irte.

CUBICAMENTE AHOGARSE

(para Luis y su esposa)

Ha bastado un cigarrillo

Para tus mentiras perfectas

Construidas para una boda

Reconstruidas por un escritora.

Me pregunto por el color de las hojas,

Por la letra y la ortografía.

Me pregunto por el número de hojas,

Por tus acentos, por las vocales y sus consonantes.

Me pregunto también por la validez

De una mentira que no deja

De disfrazarse ante otra mujer.

Cómo habrá sido entonces

La inspiración de los instantes

Tus ojos y tu boca al momento de la entrega.

Sin embargo, a pesar del deseo y la historia de nuestros ángeles

Hoy, como ayer, triunfó el amor y triunfó la muerte.

POEMAS

SERENATA para UNA SEMANA

Presentimientos

Cuando los dibujantes aparecen

es necesario hacer un paréntesis cerebral,

porque el cielo asume un blanco y un negro en sus nubes,

por lo de sus sombras, por los silencios que provocan.

Es entonces que el estrés es un caos en nuestros rostros

Ojalá se tratara de rayos y príncipes solares,

Ojalá se tratara de una plegaria….

28 veces aparece aquí la palabra silencio: número de mi edad actual (2005)

Post anterior

Han existido muchas evocaciones últimamente,

han existido guiones y desgloses de producción de ángeles

que tanto me han dado y se dicen no ser nada.

Ante esas señales he temblado, como la hojarasca le teme a la muerte…

una muerte que se reivindica posteriormente con silencios del misterio,

una muerte que busca su cauce, su volver a empezar naciendo.

Revelaciones para Katy

A veces los testimonios se traducen en una factura de café ciudad,

a veces hemos visto el Prado de otra manera…

muchas hemos visto el cielo buscando algo,

menos un avión que nunca voló para nosotras.

Creo en la reincidencia de la locura,

como el antídoto del misterio,

como un encuentro con la realidad

porque tuvo que existir, para declarar un diagnóstico complejo

lleno de dolores de cordialidad, de suspiros forzados,

de lloriqueos repentinos de despedida, de verrugas en la garganta,

de silencio en mis cabellos.

Seguro voy a estar de nuevo ahí.

Como todo un paciente que rinde sus cuentas con las pastillas y la alimentación.

Tratando de recordar los ojos del caballero, la princesa quedó inerte con los brazos tan abiertos y suspendidos que la hojarasca decidió por ella…

como el viento decide por sus hojas.

INGENUAS Y EUGENIAS

He sonreído toda la noche,

buscando un lugar para mi rostro,

un lugar para apoyar mis brazos y mis manos.

Por esa razón, en tu nombre y en el mío,

agradezco a todas las fechas iniciáticas,

como las principales confabuladoras

de esta sonrisa vertical que se abre de la forma más natural y sincera.

Donde el amor no importa,

porque es tarde, donde el amor se esconde en lo más profundo,

donde no se entiende ni el deseo, ni el miedo

a la falsa liberación en su nombre y en el tuyo.

Ante tu presencia me derrito

como se derrite cualquier flor ante una tijera

Ante todos los silencios y las noches que me confabulan a tu encuentro.

Ahora que estamos lejos, y ahora que estamos cerca,

Te tengo miedo como cualquier día donde comienzas a buscarme.

Racionalismos

Me explayo en desilusiones, y me empeño en desbaratarte,

saqueando de tu indiferencia las dudas de cualquier duelo

en la puerta de cualquier casa.

Cuando la madurez es precoz,

entonces que me doy cuenta

que pude salir del arroyo donde me ahogaba.

VOLUNTADES

Como buena iniciación

He arriesgado el vestido y los aretes

El costo de una voz femenina,

Y el dolor ajeno del despilfarro…

En este intermedio tan extraño

Estoy empezando a ritualizar esa tristeza,

Ese calorcito en el centro

Donde nos perdemos irreparablemente…

Quizás seamos sucesoras

De la alegría, hasta que logremos

Explotar en nuestras propias faldas.

No creo en las casualidades de multitud,

Creo que cualquier riesgo nuestro

Ha merecido una buena causalidad…

Por eso te sigo recibiendo con el corazón,

Aún no he terminado de asumirte,

Aún no he terminado de resumirte,

Aún sigo vencida como cuando me abandonaron por

Otras cacerías…

PRESTES

Quiero distribuir esta lloriquera particular

A los auditorios futbolísticos

A las latitudes que cruzó el flautista

A los lavaderos de maternidad

Al ritual de la fuga después de un beso,

A la nociva obligatoriedad de la geometría,

Y a la ridiculez de la inercia en este baile.

REGRESIONES y COMUNIDAD JONES

Canciones con Paty

Llueve…

Como todos esos martes del infierno.

Llueve…

Como todas tus canciones del silencio

Quiere llover en cualquier epidermis solitaria

Con desalojos para el sentimiento.

Fuera corazón de casa, fuera del recinto ausente.

El azul se viste de pantalla plana,

Queriendo ser el océano de nuestras retinas

Se aclara el arco iris gris,

Se suicidan las novias en el puente,

Se declaran los niños en huelga de hambre,

Y los viejitos aprenden a llorar recuerdos…

ROSADAS

Vuelvo a ti, útero perfecto

De las palabras y de la sangre

Del rosado de las pastillas

Del azul de la lluvia que se seca ahora en el rostro.

¿acaso quieres ser arrancada?

¿acaso quieres pregunta mía quedo con tu silencio?

Y el vestido nunca fue,

Ni siquiera las medias, ¿acaso medio zapato?

Ya que el sueño es vuestro, permitidme

Distraerlos con mi sonrisa…

Mujer de luz he de ser; pero dame

Tiempo para mis entierros

Dame tiempo para la desesperación y la guitarra.

7:00 am

Después del abrigo calladas hemos quedado,

pensando en un abrazo falso

en una sonrisa de madrugada que no nos dijo nada.

No me choques,

no me enfrentes con el frió,

porque el desierto y la nada son tus palabras.

COMUNIDAD JONES

Tras dos plantaciones de mis pies pegados en la acera de la ciudad,

te he esperado como se espera cualquier ilusión que llega con el viento.

Pero el viento no existe en invierno, porque se ha marchado detrás del sol.

Es así como me he dedicado a bailar tangos sola por las calles,

y a raíz de esta soledad de café a las cuatro de la tarde,

me desquicio en la cama llena de pesadillas y concretos placeres del silencio.

SOBRE EL FANATISMO Y VOS

Concluí hace unos doscientos viajes de minibús

que había sido fanática de mi historia con vos,

tanto así que logré dibujarla, escribirla, contarla y filmarla.

Tanto así que me he perdido del final y del comienzo de mis parábolas a tu lado.

Temple

Los huecos nos coquetean en esta ciudad

Y los quirófanos se llenan de impotencia

He ahí el esfuerzo de mi gastronomía,

Dispuesta al olvido de energías

Y sensata a la hora de abrir los labios

En este aposento…

Es la intensidad de los gritos falsos…

Es la delicadeza de una palabra,

Es el glamour de tu dichosa geografía

¡basta de alagar a tus fantasmas!

Porque en realidad el fantasma soy YO.

JOBS

Aunque he deseado con fervor el volver a recomenzar lo que hacía,

Debo confabularte, creatividad, a todo golpe, contra viento y marías,

Y ricardas y samis y todos los nombres en la esquina…

Por eso, te he buscado, infinitamente en el cielo, concretamente en esta tierra.

Creo que te encontré, creo que eras tú la que se escondía en este salón de juegos.

LA LLUVIA DESPUÉS DEL FLAMENCO

Pies que no entienden perfectas miradas en un espejo que no entiendo…

Manos acostumbradas a girar como gira la vida en tu honor de maestra.

Aclaremos la figura, la coreografía…

Es una vuelta donde la cabeza llega primero, pasando por todos los pensamientos y sueños que forjamos juntas, con la falda levantada, siempre levantada, por si acaso, por si acaso la guitarra decide rematarnos en pleno zapateo, que sale de la nada y para la nada.

PAPANICOQUE??

La orden de proceder descendió la ilusión

y la voluntad de mantenerse en pie,

durante todas las noches siguientes.

Por eso decidió saltar y saltar,

déjenla sola, solita y sola, gritaba su madre,

recomendada por ella, durante la noche del llanto.

LA SEÑAL DE NUESTRO LORD DE LAS ALTURAS

Prefigurando tu silueta hecha añicos se quedó

Analizando el silencio de una noche antes

Haciendo fonomímica de tu nombre y tus versos

Creando el silencio obligado después del grito.

Así has aparecido maldición eternamente del sur

Así has estirado la incertidumbre de una desnudez

Que había querido ensayar y maquillar.

Ahora todo está listo, para mañana nomás vamos

A levantarnos y arreglar esta ruina de sonrisa…

SOL DE SOLEDAD (to Berberian)

Entonces Ella sigue gritando, con el paraguas abierto, listo para la lluvia de piedras y de fuego, lista para defenderse del ataque repentino de los perros y las palomas.

Por su lado, la estatua que construyeron en su nombre, lo observa todo como si nada pasara, como si nada la sorprendiera de tanto insulto compartido.

Y las miradas se confunden entre las mujeres que aconsejan, que cuidan, que lanzan sus hechizos y buenos deseos, por encontrar al sapo entre los príncipes, para destronar a las princesas y entregarles el trono lleno de hojas secas. Así es el susurro de las sopranos que no dejan de cantar y reír a carcajadas en plena canción.

No importa si se trata de una pequeña sonrisa, lo cierto es que ya estamos utilizando los labios para conmover

Repasos de haikus

No pasa nada

Si no te encuentro a vos

No pasa nada

Silencio pides

justo  cuando te estoy

Diciendo amor

Jugando con vos

Me he encontrado con tu

Sombra en mi

Las flores se van

Muere la noche

Y vos sigues cantando

La vuelta termina

Bajo los brazos

Y agradezco al cielo

Reclamo tus atrasos

Y ni siquiera

Vos has llegado

Comamos sardina

Hasta vomitar

Delfines azules

Saquemos del cielo

La estrella mas intensa

Para este apagón

CADÁVERES EXQUISITOS

Modestos son estos silencios de riqueza espiritual

Los anticuarios de la oscuridad se levantan lentamente

Poseen nuestras lenguas y nuestras espaldas

Y hacen que nos doblemos en dos y pidamos perdón.

Es entonces que se nos amargan los idiomas

Y las sirenas llegan como un ocaso

Caminando como monjas, volando por las ventanas…

Delicadas en su suerte, transitadas por el mundo.

A la derecha, metódica y eterna

La que siempre ha reclamado la asistencia de un beso

Y a la izquierda, loca y fugaz

La que accede al pecado de cualquier voz cercana.

Inagotables son las traducciones de los nombres

Inalcanzables lo momentos solicitados

Indescansables las mujeres  hermosas

Y eternos los jardines laberintos donde las encuentren

Y buscamos un héroe que haya cruzado el amanecer

En nombre de los horizontes de nadie

Y en nombre de los planetas de todos.

Es el destino de nuestras persecuciones

Sencillo y tenaz, intraducible y racista en potencia.

Tímido a las traiciones. Discreto ante las infidelidades.

Porque cerca está la paranoia

Cerca de cualquier cercado de ciudad

Lejos de los acentos ortográficos

Muy lejos de los abrazos consentidos.

Me olvido de las circunferencias incompletas

Dibujo las horas de los sustantivos

Rompo mis poemas en viento

Me valen un cuerno las rebeliones….

Discuto la opresión de un todavía

Aniquilo las sentencias de un destino

Busco la explicación en los planetas

Me resfrío por si acaso, y ofendo a las ventanas cerradas.

Los proyectos se han quedado en las bibliotecas

Las justificaciones después del daño y la ausencia

Mis ceremonias y tus encuentros en el vicio

Los recuerdos en la tierra, y la tierra en el invierno.

Mano a mano mi cuerpo desconocido

Flores sin olor mi boca ha causado en estos días

Vomitando nuevamente los idénticos silencios

Y la memoria de una noticia: has llegado y ni siquiera

Te has dado cuenta.

CADÁVERES RESCATADOS

I

El quirquincho es obsoleto y anticuado

Para esta serenata.

Es obvio dar lástima cuando pides y pides

Y desapareces en el intento.

Así maquinamos nuestra nacionalidad de la nada

Así de precisa es la riqueza de la soledad.

Como un pensamiento podado de palabras

Y un milenio cargado de profetas,

Así me aparezco yo, cálida fantasma que te recuerda

Y es olvidada por el sueño y la incomodidad

Y ese quizás será el trauma infinito

Ante tu mirada que mira el invisible de tu nombre

Que se derrite temiendo ser “lastimado”.

II

Me conmueve tu carácter de tabla

Y me polarizo con tus condiciones:

¡de bruja desaparecida en un nuevo intento!

¿acaso no sabías de memoria los colores del dolor?

¿o es que te olvidaste de nuevo de zambullir en el agua y no en el fuego?

III

y si nos portamos surrealistas

llegará la cucaracha cargando a sus muertos.

Llenos de olés y cadáveres exquisitos, poemas e informes burocráticos.

Es aquel que se ha dibujado en el azul profundo con que alguien

Envolvía el mundo… (para Jaime, el que en-vuelve)

IV

Injertemos la fe y las retamas

El peligro y el linaje de tu familia

El interés por las especies

El júbilo por lo superficial… y las retamas.

Tengo una solitaria en el estómago…

Que serpentea en el vacío y de pronto

La salvamos de cualquier lastre de destino

Agitando nuestras groserías al viento,

Resumiendo cuán productiva es la contemplación

Y concluyendo cuán milagroso es el olvido…

POEMAS

SÍ ALEJANDRA

Sí Alejandra, otro es el lenguaje de los agonizantes…

Por ejemplo:

Nos despojamos de las uñas y los dedos,

Nos cortamos el pelo y las alas,

Nos disfrazamos de árboles y serpientes

Nos quedamos quietos y serenos.

Mientras tanto:

Los demás se abruman con las plumas

Se confunden con nuestras manos

Nos confunden con senderos y caminos

Y se cansan de recorrernos.

Sin embargo:

Continuamos suspendidos en la lluvia

Protestamos con los insectos

Recolectamos besos no deseados

Hacemos bloqueos de huesos caídos

Y hacemos huelga de hambruna general.

Es por eso:

Que ningún libro nos rescata

A pesar de los poemas y sus flores

Es por eso

Que ningún cielo nos ha permitido aún

Columpiarnos en sus nubes.

Es por eso

Que somos tan amigos de la tierra, de tan abajo,

Del barro y de sus muertos.

De las palabras no usadas.

TIEMPOS DE BONANZA

I (Achumani)

Las retamas han decidido bendecirme por este tiempo

con la claridad de los vientos y la luna llena

con la oscuridad que merece un beso y un grito

en nombre de mi única carcajada.

La muerte entonces, ha cambiado de cara y ropa

se desplaza como una caricia elegante

como un soplido de lo justo y cabal

desapareciendo entre la niebla y la sombra.

II (Encontrarte)

Una voz nos mece en pleno encuentro

Después de la respiración imperfecta

Después de tanto esfuerzo por sujetarte el llanto

Tras el azul y el gris que me desplazan en tu casa.

Llueve y la luna nos tienta llenarla de palabras

Una mujer canta y no deja de cantar en la distancia

Seguro extraña lo que abrazo y lo que tengo

Seguro desaparece detrás de los cerros cómplices.

Quizás un día, quizás nos convirtamos entonces, en árboles

En mitad del beso, enredados sin aliento

Con los brazos perdidos en el pelo

Con los ojos cerrados por el miedo.

La lluvia artificial ha quedado en el alba

El grito y el susto llegaron…adelantados.

…………………………………………..

Hay que ver el dolor con altura

Pero a ratos es necesario desgarrarse las vestiduras.

Y perderse y caer de rodillas y llorar,

Evidentemente, hasta destrozarse.

Después viene el frío, la lluvia y el sol, por si acaso decides

Irte.

DESEOS COTIDIANOS

Que los números exactos dejen de ser tan exactos en tus tiempos

que tu andar sea más veloz y te salgan alas de un ave fénix.

Que tu pelo se enrosque con todos los destinos y los jales a tu ritmo.

Que tu corazón palpite como niño, que te levantes con susto.

Que tus rituales musicales asuman su sentido religioso y te leves en sus sueños

y que exploten todos miedos en el silencio y en el grito.

Que tus errores te rediman y le den sentido a las disculpas.

Que tu vuelo planificado sea repentino, sin disgusto y sin desgana.

En cuanto a mí:

Deseo que la tiniebla se haga una luz maravillosa,

que mis pasos por la calle se vuelvan baile en la madera,

que mis manos hagan más poemas,

que mis ojos se deleiten con historias,

que mis sueños te encuentren y te abracen.

LA SERPIENTE SE MORDIDO DE NUEVO LA COLA

En estas calles no llueve ni truena,

pero la serpiente se ha mordido de nuevo la cola,

le han masturbado las damiselas y los indigentes a la misma hora.

La serpiente cuida su sombra, cuida su círculo perfecto.